A las 550 plazas propias se añaden las acordadas con ganaderos de la zona en estricta igualdad de control y alimentación, lo que permite obtener una producción que supera los 8.000 equinos al año. Esta producción nos sitúa como líderes indiscutibles en el sector equino español.

Nuestra ubicación próxima al pirineo y a las zonas ganaderas de equino, permiten disponer de un alto volumen de potros de aptitud cárnica acorde a las necesidades de nuestros clientes. La peculiaridad de la especie equina hace necesaria la aplicación de ciertas pautas de manejo que aseguran el bienestar animal. Dichas pautas junto con una cuidada alimentación garantizan un producto final de alta calidad.

El volumen de sacrificio semanal permite seleccionar a cada uno de nuestros clientes un tipo de mercancía según los parámetros de peso, edad y engrasamiento requeridos.